medidas
Solicitar demo

Employer Branding: qué es y qué beneficios aporta

Por
Publicado December 20, 2019
En Recursos Humanos, Gestión del talento, employer branding

El “Employer Branding” es un término de moda actualmente en el sector de los recursos humanos, ya que supone un avance en las estrategias de gestión del capital humano. Aunque se trata de un concepto que nació hace décadas en Estados Unidos, no ha sido hasta hace unos años cuando esa estrategia ha comenzado a generalizarse en el entramado empresarial de nuestro país. La pregunta es: ¿se sabe bien qué significa y qué método es necesario realizar para llevarlo a cabo? El Employer Branding básicamente es la marca de la empresa como empleadora y reclutadora de talento, y llevarlo a cabo puede conllevar numerosos beneficios para la propia organización.

¿Qué es el Employer Branding?

El Employer Branding es una estrategia que mide la reputación de una determinada empresa y su propuesta de valor antes los empleados que la conforman. De este modo la empresa pone en un papel central a los empleados, ya que son parte fundamental de las estrategias y el elemento diferenciador con respecto a los posibles competidores. 

La estrategia se basa en hacer sentir al empleado parte de la empresa y que sienta como suyos los valores y la cultura de la organización. Esta buena actitud y predisposición hace que los empleados expresen voluntariamente su bienestar a el entorno laboral. Un buen canal para difundirlo y que resulte beneficioso para las empresas son las redes sociales. 

Conseguir que los valores y la imagen de la marca forme parte de los empleados, de su día a día dentro y fuera de la empresa, es en esencia el Employer Branding.

 

employer-branding

 

¿Por qué es importante implantar el Employer Branding? ¿Cómo ayuda a nuestra marca?

Todas las empresas que dispongan de un plan de reclutamiento y de desarrollo del talento utilizan el Employer Branding. El problema en cuestión es que la mayoría no son conscientes de la puesta en prácticas de esa estrategia y, por lo tanto, no toman las medidas necesarias para implementarlas y  mejorarlas. 

Motivar a los trabajadores y desarrollar su talento es una apuesta muy favorable para aquellas empresas que quieran ver incrementar sus ingresos y retener de una forma más factible a sus trabajadores. 

Al tener esta buena actitud hacia la marca el empleado lo expresa tanto en su entorno como en la redes sociales compartiendo su contenido, y esto le dice a las personas que están a su alrededor que está satisfecho en la empresa. Esto influye en la perspectiva que se tiene ante la empresa. Por todo ello, para implementar una estrategia de Employer Branding, se necesita tener claro los siguientes puntos:

  • El empleado es el centro de la estrategia.
  • La comunicación es clave para que la estrategia tenga éxito.
  • Deja que tus empleados lo expresen de la manera que ellos consideren.
  • Crea una cultura organizacional, en la que los objetivos sean los mismos para todo el equipo, involucrando a todos.
  • Las redes sociales pueden ser el mejor aliado para difundir los valores de la empresa como marca. 

 

Todas estas premisas son necesarias para llevar a cabo una buena estrategia de Employer Branding, pero no las únicas. Además de todo ello, es necesaria una buen conexión entre las demandas del departamento de recursos humanos y los objetivos de la empresa.

Así se conseguirá un plan estratégico unido y cohesionado entre todas las disciplinas de la propia organización, algo clave para alcanzar el éxito empresarial esperado. 

Nueva llamada a la acción