estructura
Solicitar demo

Primeros pasos para entender la estructura organizativa de una empresa

Por
Publicado September 05, 2019
En Recursos Humanos, Gestión del talento

El secreto de una empresa exitosa es construir unos cimientos fuertes. Y con cimientos nos referimos a la estructura organizativa de sus Recursos Humanos. 

La estructura organizativa es el mapa jerárquico en el que se plasman los roles de todos los trabajadores de una organización. Dentro de la información que recoge esta estructura encontramos: 

- Puestos de trabajo, 

-Departamentos, 

-Los niveles de responsabilidades y autoridad

Antes de seguir es fundamental establecer la diferencia entre dos conceptos: 

  • La estructura organizativa. Son las personas y sus tareas específicas.
  • La organización de procesos. Determina qué grupo realiza las distintas partes en las que se divide el proceso empresarial. 

organizacion-estructura

 

Por qué debes dedicar tiempo a la estructura organizativa de tu empresa

Plasmar la organización de una empresa en una estructura organizativa aporta diferentes beneficios. Cualquier proceso debe seguir un orden y respetar la filosofía de la organización. Además, la tecnología y el mundo digital ponen a nuestra disposición herramientas que permiten gestionar este proceso de una manera sencilla y eficaz. 

 

Beneficios de una estructura organizativa

-Evita malentendidos en cuanto a responsabilidades y autoridad. Es muy común que las tareas que debe realizar una o otra persona no quede claro por la pequeña línea que separa los departamentos o puestos de trabajo. Gracias a esta estructura, quedará claro (y por escrito) quién es el encargado de qué tareas. 

-Es un documento informativo para los nuevos integrantes. Cuando un nuevo integrante está en el proceso de aterrizaje y de acogida por su nueva empresa, documentos como estos son de gran ayuda para empezar a conocer el equipo con el que trabajará a partir de ese momento. 

Además, en caso de tener una duda sobre algún procedimiento o tarea, podrá saber a quién acudir a pedir ayuda. 

-Determina cuáles son los canales de comunicación. En muchas ocasiones, son varios los departamentos que deben colaborar para terminar una tarea. Con esta organización, los cargos directivos sabrán entre qué departamentos se necesita un mayor flujo de comunicación y así por ejemplo, organizar los lugares físicos de trabajo dentro de la oficina. 

-Toma de decisiones más rápidas. De un vistazo se puede saber quién o qué grupo de personas son las encargadas de tomar alguna decisión. Así, se ahorra tiempo y se optimizan los procesos. 

¡Haz de la organización tu aliado!